Mediante un comunicado oficial, el Cuerpo Médico de Gimnasia y Esgrima de Jujuy emitió un parte médico donde se expresó el estado de salud del futbolista Maki Salces tras haber sufrido un codazo de Kruspzky en el encuentro del domingo por la tarde en el estadio “23 de Agosto”.

Desde la caída del volante “Albiceleste”, el resultado paso a un segundo plano, la derrota dolió, pero todos se fueron del estadio pensando en el estadio de salud de Salces, sucede que el golpe que sufrió produjo un impacto fuerte en todos los presentes.  En mismo arranca diciendo que el jugador sufrió un traumatismo de cráneo grave durante el partido producto de un codazo del jugador de Aldosivi (Kruspzky). Posterior al traumatismo, presentó una alteración de su estado de conciencia, sin llegar a desmayarse completamente, con síntomas de nubosidad.  En los estudios realizados por imágenes en el nosocomio, se observó: Fractura de cráneo, temporal y parietal derecho, con compromiso en el conducto auditivo del lado derecho, y un pequeño hematoma en la región frontal derecha extradural, que no es de gravedad, a pesar de que posee aire.  Esto requiere evolución clínica, mucho tiempo de reposo, que el aire y la sangre se reabsorban, que los huesos se suelden, y la conducta de dicha evolución, es expectante.

FB_IMG_1523239973026
Salces debe seguir internado y después estará inactivo dos meses

Tiene entre 45 y 60 días mínimo de recuperación, sin actividad física.  En los controles tomográficos que se ejecutaron ayer, no se observa progresión de las lesiones, las mismas se mantienen en el tamaño cuando ocurrieron. Por dicho motivo y la estabilidad clínica, se lo trasladó a la Clínica del Rosario, donde permanecerá 3 o 4 días. Esto significa que el mediocampista jujeño quedo descartado para lo que resta del campeonato y lógicamente si el equipo logra clasificarse al reducido.

FB_IMG_1523288217136(1)
Salces se encuentra estable pero seguirá internado

 

 

Anuncios