Volvió el equilibrio, Mario Gómez y su estilo

La era Mario Gómez nos permite una primera mirada de sus diez partidos pero el reconocimiento de la vuelta a un estilo. Logró cortar la sangría de derrotas, echó jugadores, avisó que no tendrá en cuenta otros y bancó a juveniles. Primer análisis de la llegada más ruidosa y la antesala de un campeonato vital para el Lobo.

Roberto Carlos Mario Gómez agarró en la fecha 26 ante Chacarita y hasta acá jugó 10 partidos con un plantel que no armó y había sufrido la peor seguidilla de derrotas de la historia del club. Lo que nos tienta a hablar del “peor” equipo que se tuvo, aunque desde acá siempre preferimos sostener que fue una estructura que se quebró.

Gómez ganó 2, empató 4 y perdió 4, es decir recaudó 10 puntos. Sobre 30 puntos en juego podríamos decir que el DT mostró su sello, sacando 1 punto por encuentro, en los que convirtió 6 goles y solo recibió 8. “MG no gana por mas de uno pero tampoco le meten mas de un gol”, se consuelan en la platea.

Mas allá de que no es su plantel, su juego será hacerse fuerte local y jugando 4 en Jujuy ganó 1, empató 2 y perdió 1. De visitante jugó 6 partidos, ganó 1, empató 2 pero perdió 3. “Con este equipo, haber logrado estos puntos ya es un logro, estos muchachos perdieron 12 veces seguidas”, pienso.

La verdad es que cortó la mala racha, con equilibrio y orden, sin que le sobrase juego pero intentando ser más solidó. Encontró cierto orden en el fondo, con la pareja de centrales Páez y Seba Díaz (el nuevo Ramón o Pomba) y afirmó en el equipo a Ignacio Sanabria. Mantuvo al mejor jugador del semestre (¿y único?) Ramasco aunque se verá si lo mantiene en la titularidad un campeonato más al veterano, sea con el “recuperado” Rodríguez u incorporaciones. Era esperable que alguien como el Profe Claudio Bóveda logre que Delorte recuperase cierto ritmo físico, aunque siguen sin llegar los goles.

Desde el arranco de su Era decidió “limpiar la casa”, en mi impresión acertadamente, dejando afuera a Moreyra, Gabriel Díaz, Franco, Minici, Pirchio y Zelaya. A su vez mostró que dejará ir a Chitzoff y todo indica que tampoco utilizará a Jorge Luna. En el caso del enganche, mas allá de que siempre sostuve que es el jugador más talentoso que tuvo Gimnasia desde que llegó, no ha rendido, no ha logrado ser líder con su juego de un grupo. Pero confío en que se tome un respiro de la institución y vuelva por la revancha, al fin y al cabo, jugadores como su ídolo Riquelme explotan, muestran, pero demoran años en consolidarse, madurar y entender la importancia de su rol en el vestuario o la cancha.

La renovación parece encaminada a que juegue Ignacio Sanabria, tenga minutos Diego López, se destaque Galarza y espero sean probados al menos Cristian Sanabria, Rodrigo Morales, Adrián Quipildor.

El hincha entonces tendrá que ser ante todo paciente. Entender que Gimnasia continúa económicamente atenta a la financiación del nuevo Estadio 23 de Agosto; que por economía o confianza en el nuevo formato de torneos este semestre que pasó apostó a un plantel austero y así como las primeras fechas “salió bien” terminó siendo una mala decisión.

Algunos creen que la idea de un nuevo equipo se basa en buscar jugadores que pasaron por el club, que conozcan Jujuy y que quieran estar. Será un año largo por cuestión de promedio (se va la campaña de Arzubialde 54 pts) en el que habrá que estar a la altura de las circunstancias.

El fútbol da revancha y el Lobo tendrá un campeonato entero para tomársela frente a la peor campaña de su historia.

Por Maximo Tell
@maximotell

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s