El Lobo perdió 1 a 0 en caballito frente al Ferro de Mario Gómez y continua su caída. Osvaldo Mirando, ex Gimnasia, rompió el cero de un partido mediocre y poco visto mientras que los de Calderón no consiguieron siquiera un par de jugadas peligrosas. Una defensa muy endeble y una ofensiva poco creativa fueron la postal de la derrota número 12 del equipo jujeños.

Durante el inicio del partido los locales aprovecharon los espacios que dejaban a sus espaldas tanto Minici como Chitzoff, esto sumado a una experimental posición de lateral izquierdo de Giménez, hizo que Buffarini sea destaque por el carril derecho del ataque de Ferro. Mas allá de ciertos errores y vacilaciones de Bernay para marcar a Pereyra Díaz, Salmerón y compañía no pudieron con Cavallotti.

Entre los minutos 15 al 35 quizás se vio lo poco y mejor de Gimnasia. Galarza se adueñó del medio y fabricó, de cada recuperación de Ramasco, una combinación ofensiva con Luna. Alternando Delorte y Triverio fueron quizás los mas adelantados pero mas allá de algunos centros cruzados que metieron peligro no hubo jugadas desequilibrantes en el área de Ferro.

El complemento comenzó, como en el final del primer tiempo, con un Lobo algo temeroso de no poder sostener el empate y mas bien adormecido atrás. Los sucesivos errores de Bernay y Franco en defensa y la lejanía entre las posiciones de Luna, Delorte y Triverio, inclinaron el juego a favor de verdolaga.

Por dos remates de Navarro, uno de afuera del área al ángulo y otro a quemarropa entrando al área, el arquero Cavallotti se convirtió en la figura y hasta tapó otro mano a mano. Al minuto 37, un córner que la defensa no supo despejar en el primer palo, rebotó en la cintura de Minici y habilitó a Miranda en el área chica que definió marcando el Gol de la jornada.

El ingreso de Arraya (por Delorte) y Magno (por Triverio) no lograron generar mas que un centro cruzado que terminaría en un cabezazo lejano de la flecha. El miedo se tradujo en quietud y eso atrajo otra derrota. El equipo de Calderón y quedó en el vestuario la incógnita de que si el DT soportará un fin de semana mas esta tortura.

Gimnasia enfrentará el viernes a Huracán y todos tendrán que alentar. En la semana todos deberemos dar la cara desde su lugar. Quedan muchos puntos en juego, pero si no se comienzan a sumar victorias (o al menos empates) la temporada que viene se jugará para evitar una promoción o descenso. Duele pero es la verdad. Gimnasia no puede perder mas y todos debemos estar juntos para salir de la peor racha de la historia.