El Lobo sigue sin poder cortar la racha de derrotas, lleva cuatro consecutivas, aunque en Córdoba jugó mejor. El equipo de Ragusa y tuvo las mas clara, pero La Gloria con un penal dudoso lo venció. Con un arbitraje polémico y sin suerte, se alejó mas de la punta.

Desde el arranque, Gimnasia fue superior al local, llegando a los 3m mediante Triverio, pero de igual forma que a los 11m, Chiarini se quedó con el mano a mano. En medio a su vez, Franco estampó un cabezazo en el palo. El Lobo se plantó bien en el medio y dominó la primera parte.

Los cordobeses reaccionaron recién cerca del minuto 25, mediante una pelota parada que Gagliardi conectó de cabeza y pique al suelo, que Giménez sacó de la linea del arco cuando Crivelli había sido superado. El local no generó nada mas hasta los minutos finales.

A los 45m en una jugada muy complicada, Encina metió un pase dentro del área que dejó mano a mano a un delantero glorioso con Crivelli; en medio se atravesó Ramasco y en la pelota dividida el arbitro percibió una mano intencional del Gato y sentenció penal, que Dybala cambió por gol.

En el complemento, Instituto apostó a jugar de contra pero por sus propias imprecisiones no pudo liquidarlo. Ragusa a los 15m puso en cancha a Luna (por Díaz) y Sagarzazu (por Giménez) y el panorama cambió totalmente. Con buen ritmo y dinámica el Lobo se adueñó del campo.

Gimnasia lo arrinconó a fuerza de toques aunque sin lograr remates certeros. Esto sumado a al menos tres jugadas dudosas, que podrían haber sido penal para la visita, desmoralizaron al equipo jujeño que se fue sin puntos de Córdoba aunque jugando mejor que su rival.

Anuncios