El defensor Sebastián Díaz le dio un susto al técnico Salvador Ragusa. El uruguayo se retiró producto de una sobrecarga muscular, pero después de ser examinado se determinó que llegará a la perfección al próximo partido frente a Desamparados.

El “Lobo” trabajó ayer en doble turno en el complejo de Papel NOA. En el turno de la mañana se  llevó a cabo movimientos tácticos y a la tarde hizo fútbol por espacio de 45 minutos.

El once que dispuso en la tarde de ayer fue el siguiente: Crivelli; Chitzoff, Soto, Díaz, Minici; Ferreyra, Ramasco, Saucedo, Garrido; Luna y Pirchio.

Mientras que el equipo alternativo lo hizo con: Cavallotti; Gonzalo Luna, Moreyra, Zelaya, Giménez; Triverio, Gabriel Díaz, Rodríguez, Sargazazú; Coto y Magno.

El único cambio que realizo el técnico con respecto a la derrota ante Patronato, fue el ingreso de Matías Garrido por Sergio Sagarzazú.

Día viernes: el plantel volverá entrenar en Papel NOA, por  la mañana (9:30)