El Lobo, volvió a ganar de visitante, fue contundente y liquidó el partido en el primer tiempo. Repitiendo la formula que le dio también tres puntos visitando a Huracán, supo aguantar y defenderse. Los goles los marcaron Pirchio al minuto de juego y Luna de tiro libre en el final del primer tiempo. Puntero total.

Gimnasia arrancó certero, el primer despeje fue capitalizado en la mitad por Sagarzazu que jugó la pared con Luna para abrir en diagonal con Saucedo, éste de toque filoso, puso la pelota en el área para que Pirchio se acomode y defina cruzado de zurda. El cronómetro no marcaba ni un minuto y ya el Lobo ganaba 1 a 0.

Durante los primeros 45m, los de Ragusa fueron inteligentes, supieron tener la pelota, marcar el ritmo del juego y llevar la disputa por la posesión a la mitad de la cancha. Atlético con la presión de su gente encima se mostró impreciso y permitió varias llegadas mas de los lobos que se fueron desviadas o terminaron sin peligro en las manos del arquero Ischuk.

Igualmente Montiglio llegó al área rematando cruzado, pelota que Crivelli contuvo volando cruzado, y el mismo Pulga Rodriguez se generó un gran remate de afuera del área que el arquero lobo desvío volando hasta el ángulo con reflejos felinos. Sin desesperar el lobo espero y continuó metiendo peligro de contra y con velocidad alternando remates de Pirchio y Sagarzazu.

Al minuto 40, Luna remató fuerte un tiro libre recto al área, y entre su fuerza y un desvío descoloraron al arquero y terminó siendo el 2 a 0. Los cánticos de paternidad aparecieron en el Monumental José Fierro y ademas de la fiesta del publico visitante hubo lugar para el festejo bailado. Gimnasia había sido claro dominador del juego y supo traducirlo en goles.

El complemento puso a prueba a Gimnasia ya que Chitzoff y Franco tuvieron que ser reemplazados por lesión (ingresaron Giménez y Soto) y hubo que reacomodar la defensa. El uruguayo Sebastián Diaz quedó como líder anímico de la ultima linea, conformando una muralla contra la que todos los ataques tucumanos sucumbieron.

Mas allá de un par de pelotas despejadas sobre la linea del arco de Crivelli, no hubo mas que un par de llegadas claras del conjunto de Solari. El Decano pareció quedarse sin ideas ni energías, pasados los primeros 30 minutos, insinuando mas que generando llegadas peligrosas. Con un lobo agazapado de contra, por momentos estuvo mas cerca el lobo de meter el tercero que de sufrir el descuento. El propio Pirchio tuvo un mano a mano y Luna varios remates de afuera.

Gimnasia ganó y jugó bien, tuvo que acomodar sus defensores y pudo soportar con la valla invicta. Es el único equipo, contando Nacional B y Primera División, que todavía no recibió goles. Es puntero junto a River y Rosario Central (juega frente a los rosarinos el sábado 20hs en Jujuy) mientras sigue dando muestras de claridad y contundencia en su juego. Solido atrás e inteligente adelante, la formula del trabajo de Ragusa y las victorias que siguen llegando.


Anuncios