Gimnasia llegó a un Buenos Aires lluvioso y que hasta aquí, si bien ya no cae agua, es el Lobo el que tropieza en Vicente Lopez.

El partido arrancó con gran vertigo y la primera de peligro la tuvo Gimnasia que a los 4m construyó con la subida de Ruiz que metió buen centro para que Romero trabase y la pelota le quede esperando definición de Arraya. Gol y la Flecha parecía marcar el rumbo de un partido que sería mas complicado de lo que parecía en estos minutos iniciales.

Sobre todo porque rapidamente el local se armó en su mitad de campo y Scatolaro le ganó la espalda a Yedro y el calamar avanzó con tranquilidad. A los 8m fue Romero quien superó a Ramasco en el mano a mano y de afuera del área remató; la pelota botó rápido y Bernaccia no supo dominar dejando la pelota servida para que Nadaya declare el empate. Los errores se repitieron en Yedro y Barreña con los relevos para que a los 12m Scatolaro tenga panorama y campo libre, llegue a la puerta del área y desde allí clave la pelota en un ángulo. Bernaccia nada pudo hacer y fue 2 – 1 para Platense.

El lobo no pudo corregir sus errores y siguió regalando espacios. Así lo tuvo Ceballos que disparó por arriba y Romero en tres ocasiones pudo agrandar la cuenta (mano a mano tapó el 1; le dió al travesaño; cerca del poste abajo)

Alonso erró el remate en un mano a mano y el Lobo no supo generar mucho mas. El PT favoreció en todas las líneas a Platense y el panorama parece marrón oscuro para el lobo.